miércoles, 4 de octubre de 2017

La Fuerza

El Arcano Mayor del control interior, la Fuerza.

A la Fuerza le corresponde el número 11.

En Kabala, el número 11 corresponde a la rebelión, los enfrentamientos.
El Arcano de la Rueda generó una transformación. En aquella, las fuerzas instintivas se representaban como personajes fofos y sin personalidad, atrapados y sometidos por la esfinge superior. En este Arcano, el león, se muestra erguido y majestuoso mostrando su esencia natural de rey. La dama que sujeta sus fauces lo contiene pero no lo domina.
En el Tarot de Marsella vemos una mujer, no es una diosa ni una reina pero no por ello resulta vulgar, pues está dominando a un león. Su sombrero, una lemniscata, en forma de 8 o símbolo del infinito, nos recuerda al Arcano del Mago, pero esta mujer no lleva vara, lo que nos está indicando que su magia y su poder es más humano y reside en sus manos al ser éstas las que sujetan las fauces del león.
 
Arcano Mayor de La Fuerza: Tarot de Marsella
Añadir leyenda



En el Tarot de Rider-Waite,  el ocultista Waite de acuerdo con las innovaciones de la Golden Dawn, intercambió las numeraciones de la Fuerza y la Justicia para respetar el orden de los signos del zodíaco y hacerla coincidir con el signo de Leo, es por ello que la Fuerza en los mazos de tipología Rider Waite lleva el número 8 asignado en lugar del 11.


Arcano Mayor de La Fuerza: Tarot de Rider Waite

La dama lleva un vestido blanco, haciendo referencia a su pureza, y lo ciñe con un cinto de flores y hojas al igual que la corona de su cabeza.
Esa pureza se obtiene dominando las pasiones; al león es este caso, que es controlado por una fuerza no física de la dama.
Podemos preguntarnos quién tiene la fuerza, si el león o la mujer, pero sólo si estamos pensando en un tipo de fuerza física, bruta.
El Arcano de la Fuerza hace referencia a una fortaleza más sutil, ya que es nuestra confianza, voluntad y fuerza moral la que debe domar y utilizar los instintos y las pasiones para sacar lo mejor de nosotros mismos. Es en cierto modo, enfrentarnos a la bestia interior que todos llevamos dentro y que generalmente nos genera inseguridad e incomodidad al enfrentarnos a ella.

   

No hay comentarios:

Publicar un comentario