RESERVA TU CONSULTA

Realiza tu Consulta de Tarot

martes, 19 de junio de 2018

Los Dados; algo más que un juego.


El dado más antiguo descubierto hasta la fecha fue descubierto en Persia (Actual Irán) y tiene nada menos que unos 5000 años de antigüedad. Estaba realizado en hueso y pertenecía a un set de juego.
Griegos y Romanos también eran aficionados a este juego.
Entre los romanos fue costumbre muy extendida, ya que eran muy aficionados a todo tipo de apuestas y juegos, mientras que en Grecia era un pasatiempo de las clases más altas.
En diferentes pinturas en jarras y ánforas, se representó a Aquiles y Ayáx, que no jugaban a los dados por placer precisamente, sino que estaban echando a suertes quién se enfrentaría al héroe troyano Héctor, ya que muchos guerreros griegos se disputaron el honor de luchar en combate mortal contra el mejor de los troyanos.
 
                Atenea entre Aquiles y Áyax
En la Biblia, por ejemplo, se describe que tras la crucifixión, los cuatro soldados romanos se jugaron a los dados la túnica de Jesús, ya que partirla en cuatro trozos no hubiera servido de nada.


Pero no sólo se utilizaban los dados en los juegos o en las apuestas, también se emplearon en la adivinación. En Grecia se los relacionaba a Hermes y Atenea.
No sólo en occidente se utilizaron los dados como sistema adivinatorio, en China o en el Tibet también se utilizó este sistema de lectura con  dos, tres o cinco dados.
Entre ellos tenemos el Mah-Jong chino con ciento cuarenta y cuatro diferentes fichas e incluso el dominó, con sus fichas dobles llenas de significados.

Mah-Jong Adivinatorio

Los dados son considerados los espejos ocultos del universo, señalando la interrelación entre el orden universal y el individual, dicho en palabras modernas, entre el orden implicado (lo que ocurre en un lugar del universo a una partícula, afecta instantáneamente al resto de las partículas) y el orden explicado (la descripción de la realidad tal y como se nos manifiesta) de la actual física quántica, donde existe una nueva noción del orden.



jueves, 24 de mayo de 2018

La Torre, el Arcano Mayor de la inspiración.


El número 16 está considerado un número kármico, pero personalmente y para no meternos en el tema del Karma, prefiero decir que este número lleva aparejada una carga importante de pruebas que el hecho de superarlas nos hará evolucionar y hacernos más fuertes para próximas ocasiones en las que las cosas vengan mal dadas.
El Arcano de la Torre, nos invita a replantearnos todo, evaluarlo y juzgarlo, eliminando con ello falsas creencias y criterios impuestos.
La Torre es una carta inspiradora, porque con la sacudida que produce elimina la ignorancia, la cerrazón y la ceguera mental y espiritual. Es un buen antídoto contra el orgullo y la prepotencia.

Arcano Mayor de la Torre en Tarot de Marsella
Arcano de la Torre en el mazo del Marsella

Al igual que en la torre de Babel, una construcción basada en el caos y la falta de entendimiento, el “rayo de Dios” elimina de raíz todo aquello que se está haciendo mal, de forma caótica y desordenada.
En este Arcano no se pueden apreciar diferencias sustanciales entre el Tarot de Marsella y el Tarot de Rider-Waite, en cuanto a su simbología, siendo verdad que la representación en el mazo de Waite resulta mucho más dramática y violenta, tal vez producida por el fondo negro del Arcano sumado a que los dos personajes que figuran en ella parecen precipitarse irremediablemente al vacío.
Muchas personas ven este Arcano como negativo, pero si lo pensamos detenidamente, ¿quién quiere construir un edificio colosal sobre cimientos de arena?, ¿quién quiere permanecer atado a algo que le es perjudicial para toda la eternidad?
Como todo en esta vida, incluido el Tarot, todo es a la vez bueno y malo, la dualidad está presente en cada elemento de nuestra vida, sólo que unas veces resultan más duras que otras hacer cambios drásticos y comenzar de nuevo y en otras puede ser incluso librador y placentero.

Arcano Mayor de la Torre en Tarot de Rider Waite
Arcano de la Torre en el mazo Rider Waite

miércoles, 16 de mayo de 2018

El Pentagrama y el Pentáculo


La estrella de cinco puntas o pentagrama es el principal símbolo de los wiccanos. Proporciona protección y poder, y se suele utilizar para invocar a los elementos según el orden y la dirección en que se tracen sus puntas. Cuando se representa con una sola punta hacia arriba, simboliza al ser humano.

El pentagrama puede formar parte además del pentáculo cuando la estrella queda inscrita en un círculo. De esta forma pasa a ser un instrumento y talismán en forma de disco, a veces puede ser metálico, que incorpora diversos símbolos, como el pentagrama.

Durante la época de la Inquisición, los pentagramas usados por los practicantes de la vieja religión (wicca) se grababan en discos de cera, ya que éstos podían destruirse fácilmente sin dejar rastro. Esto permitía escapar de una forma sencilla de la acusación de brujería, algo con lo que nada tiene que ver el uso de estos símbolos y talismanes.

Pentagrama

RITUAL DE PROTECCIÓN.
Para este pequeño ritual necesitamos una hoja de papel natural o de pergamino, si podemos conseguirlo, en la que dibujaremos con tinta violeta un pentagrama inscrito en un círculo y con una sola punta hacia arriba.

En el centro del pentáculo que así hemos creado, escribiremos con tinta roja nuestro nombre o de la persona a la que deseamos proteger.

Una vez dibujado el talismán, lo doblaremos en cuatro partes y lo esconderemos en un lugar al que nadie más tenga acceso. Otra posibilidad es guardarlo en nuestro monedero o cartera.

Mientras el pentáculo esté a salvo, el individuo cuyo nombre se haya escrito en su interior estará protegido de todo mal.