RESERVA TU CONSULTA

Realiza tu Consulta de Tarot

jueves, 25 de enero de 2018

Dragones y Simbología


LOS DRAGONES Y SU SIMBOLOGIA


El dragón es un ser fantástico de características mixtas. En él se pueden encontrar a la vez las alas para volar, escamas que le permiten deslizarse por el agua, garras para correr sobre la tierra y cuerpo de serpiente que le sirve para arrastrarse.

Su mito ha servido desde siempre y en todas las culturas para simbolizar las energías primigenias de la naturaleza, aquellas que por su fuerza indómita representan la parte salvaje y caótica que sustenta la vida y, en el caso del hombre, su parte más instintiva y animal.

Los Dragones y su Simbología


Además suele reunir en él las distintas características de los cuatro elementos básicos que, según los sabios de la Antigüedad, componen la creación: las escamas de pez, símbolo del elemento agua; las garras, emblemas de la tierra; las alas, representación del elemento aire, y su aliento de llamas para simbolizar el fuego, lo que le convierte en un ser sintético y completo en sí mismo.

En ocasiones la imagen del dragón ha servido para simbolizar los poderes enemigos de la divinidad, ya que sus fuerzas caóticas parecen interferir en el orden establecido (cosmos) por el Creador. Quizás se deba a esto el que se le haya llegado a identificar con el diablo, sembrador del caos.

Sin embargo, también suele ejercer como guardián de tesoros, tanto de los espirituales como de los materiales, tal y como sucede en el mito del tesoro de los Nibelungos, o cuando lo encontramos actuando como guardián de las manzanas de oro en el jardín de las Hespérides.

Por otra parte su filiación con la serpiente lo relaciona con la custodia del conocimiento y de los poderes y misterios ancestrales o, como en el caso del dios maya Quetzalcóatl (la serpiente emplumada), de la civilización y la luz.


Este misterioso y poderoso ser ha sido casi siempre temido, aunque también reverenciado y amado, como en el caso de los emperadores chinos, quienes le tenían por su espíritu protector.

miércoles, 10 de enero de 2018

La Tirada Triple. (Parte II)



Al igual que en anteriores ocasiones, vamos a realizar un caso práctico de la explicación teórica que de esta tirada realizamos anteriormente en el blog. Tienes la información en este enlace. En esta ocasión vamos a utilizar el Tarot Thoth, creado por Etteila.


INTERPRETACION PASO A PASO

Tirada Triple


PASADO: LOS CIELOS

El arcano de los Cielos implica situaciones conflictivas y problemáticas que pueden traer sorpresas desagradables. También crea dudas en el sujeto sobre la cuestión que se trata y acerca del camino que se debe seguir. En ocasiones, implica falta de previsión y fluctuaciones emocionales que causan malestar y melancolía.
Cuando el arcano de los Cielos aparece en esta posición de la tirada, podemos suponer que en el pasado la consultante ha tenido problemas de carácter emocional. También apunta la posibilidad de que las circunstancias por las que pregunta la persona le hayan creado problemas y malestar en su vida pasada, lo que la ha llevado a perder la seguridad en sí misma y a sentirse cansada y tremendamente acomplejada.

PRESENTE: EL DESCANSO

La carta del Descanso representa con frecuencia a una mujer sabia y misteriosa que puede ayudar al consultante (madre, esposa, amante…). También puede encarnar a la consultante si ésta es una mujer. Implica el poder intuitivo y del inconsciente, y habla de situaciones que sólo se resolverán a través de la intuición.
La presencia de esta carta en esta posición indica que la consultante es una mujer. En caso contrario, este arcano lo presentaría como un sujeto inspirado, discreto y con fuerte magnetismo, que enfrenta la situación apoyándose en su intuición. En cuanto a su entorno, se muestra sereno e introspectivo. También hace referencia a la influencia en el presente de una mujer intuitiva que podría ser beneficiosa para el consultante.

FUTURO: EL MATRIMONIO

Cuando el arcano del Matrimonio aparece en una tirada, implica que la situación deberá analizarse en profundidad. Representa una ayuda inspirada o a un apersona con autoridad moral sobre el tema de la consulta (sacerdote, médico, abogado, etcétera). También hace alusión a la formalización de una relación amorosa. Transmisor de sabiduría y revelador de lo oculto, es un símbolo de estabilidad y cumplimiento de las normas sociales establecidas.
La presencia del arcano del Matrimonio en la posición tres, el futuro, sugiere que la consultante se alejará de los problemas que la atormentaron en el pasado y conseguirá aclarar sus ideas dejando de lado las indecisiones. Además significa que la solución a los conflictos vividos está relacionada con la intervención de alguien que ostenta autoridad moral. Al mismo tiempo augur que la cuestión por la que se ha preguntado acabará solucionándose gracias a la consolidación y el cumplimiento de los compromisos sociales establecidos. También sugiere el afianzamiento de una relación sentimental.

PRONÓSTICO

Si la pregunta de la consultante es si romperá con su actual relación amorosa, la respuesta es que no. Al contrario, parece que su ternura e intuición la ayudarán a superar la situación e incluso existe la posibilidad de recibir una proposición de matrimonio.
Si la consulta es para saber de manera general el destino de la consultante en los próximos meses, las cartas indican que a pesar de haber estado sometida a un fuerte cansancio y malestar a causa de los conflictos emocionales del pasado, y pese a la amargura que éstos la han acarreado, conseguirá superar su actual estado de inmovilismo y escuchar su sabiduría interior, lo que la permitirá consolidar una relación sentimental.

viernes, 5 de enero de 2018

El Tarot Pagano



Este mazo está basado en la práctica actual de la Wicca, el ancestral sistema religioso pagano, e ilustra de manera clara con imágenes modernas las creencias y prácticas de una mujer actual que vive según las doctrinas de la antigua religión.

La Wicca es una religión heredera de la antigua creencia que empezó en el Neolítico con las primeras pinturas rupestres y los primeros ritos de enterramiento humano. Esta religión panteísta cree principalmente en dos fuerzas primigenias a las que denomina como Diosa y Dios, aunque su divinidad principal es la Diosa en sus diferentes facetas. Posee un fuerte contenido ecologista, ya que respeta profundamente la Naturaleza y cree que todos los seres poseen un espíritu o energía elemental que los anima. Es por esto que busca el equilibrio entre la Naturaleza y el hombre, incluso cuando éste habita en las ciudades.
Otra de sus creencias principales es la de la reencarnación. La Wicca incluye rituales mágicos con fines prácticos y de culto, y a sus seguidores se les conoce con el nombre de paganos o también de wiccanos.

Uno de los elementos distintivos de este Tarot está en las figuras de corte que aquí han desaparecido siendo sustituidas las sotas por los elementales, los caballos por los novicios, las reinas por los iniciados y los reyes por los ancianos.

Los elementales, primera de las figuras de los palos, son la encarnación de los bloques constructores de la materia; están dotados de energía y conciencia aunque no poseen una personalidad propia, y se clasifican según sea la fuerza con la que trabajan: fuego, agua, aire y tierra.
El novicio es aquel que está empezando su aprendizaje con la fuerza de la naturaleza a la que representa el palo al que pertenece.
El iniciado representa el estado en el que el individuo ya ha aprendido a trabajar con el elemento correspondiente y conoce sus secretos.
Finalmente, el anciano es aquel que ha llegado a tal grado de madurez y sabiduría dentro del elemento al que pertenece que está en disposición de transmitir sus conocimientos.

Vamos a repasar sus Arcanos Mayores:

La visión que nos ofrece el Loco es la de una mujer vestida con una túnica de color blanco (pureza) que camina a oscuras y con los brazos extendidos sobre lo que parece un camino de estrellas, símbolo de la luz espiritual.
Le acompaña un gato blanco, posiblemente sea su lar. El lar es un compañero del trabajo mágico en la tradición wicca y se le considera de la familia, e incluso en ocasiones, como un antepasado.

La imagen del Mago nos muestra a una mujer realizando un ritual en el claro de un bosque bajo la luz de la luna llena. Con su mano derecha abre El libro de las sombras y a su alrededor vemos los símbolos de algunos elementos: el pentagrama grabado en piedra simboliza le tierra; la espada, el aire y la copa, el agua.

Tarot Pagano, Loco, Mago, Sacerdotisa

El arcano de la Sacerdotisa muestra también una escena nocturna en la naturaleza. Una mujer vestida de blanco parece aleccionar a un grupo de seis personas bajo la Luna llena. El rostro de la Diosa se dibuja entre las personas y la Luna.

En el hermoso arcano de la Emperatriz vemos a tres mujeres de diferentes edades: una anciana, una mujer de mediana edad y una niña, que representan los tres estados de la Diosa: virgen, madre y hechicera. Simbolizan también la fase creciente, llena y menguante de la luna, el famoso símbolo )O(. Las tres están plantando en un huerto (fecundidad y abundancia) presidido por una efigie de la Diosa que surge de un rosal. La casa que hay detrás de ella simboliza protección.

El Emperador nos muestra una escena en el interior de un templo en la que el sumo sacerdote wicca parece estar impartiendo directrices a un grupo que espera sus palabras. A su lado aparece una suma sacerdotisa y en primer plano una mujer atenta a la escena.

En la imagen que vemos en el arcano del Papa unos hombres queman libros en una pira frente a una iglesia católica, mientras un sacerdote observa lo que sucede sin actuar. La pira simboliza la destrucción y el mal, y los libros aluden a la sabiduría y a la representación del universo. En primer plano, una joven mujer se marcha del escenario de la infamia.

Tarot Pagano, Emperatriz, Emperador, Papa

Los Enamorados nos muestra un paisaje al aire libre con una bifurcación o encrucijada en la que una mujer se encuentra en el centro de la misma, casi como un eje del mundo: si elige el camino de su derecha, le espera lo cotidiano y familiar, la zona de confort; si elige el de su izquierda, encontrará el camino de lo nuevo, del espíritu y de la aventura.

El Carro muestra una imagen contemporánea. El carro típico que suele aparecer en los mazos tradicionales ha sido sustituido por un automóvil familiar. En el techo del vehículo aparece un baúl, que simboliza el cofre o arca donde se guardan los conocimientos y los tesoros del espíritu. En la parte trasera una joven parece esperar la ayuda de los dos hombres que se acercan a ella. La carretera es el símbolo moderno que sustituye al camino, el viaje por la vida.

En la Fuerza vemos a una joven wiccana vestida con una túnica blanca sentada en el claro de un viejo bosque. El personaje está rodeado de animales salvajes: un oso (mediador entre el cielo y la tierra), un lobo (emblema de la luz y guía de ánimas), dos ratones (antiguas brujas tenían el poder de transformarse en ratones), un mapache y un zorro (símbolo de astucia y las artes mágicas). En su regazo tiene unas flores (emblema del alma y encarnación de la belleza).

Tarot Pagano, Enamorados, Carro, Fuerza

El Ermitaño nos muestra a una joven encerrada en su estudio. Sobre la mesa hay todo tipo de libros (símbolos de sabiduría y conocimiento) que comparten espacio con algunos de los instrumentos de la magia como un pentáculo, símbolo del elemento tierra y de protección mágica, y un atame o cuchillo, que representa el elemento aire. La imagen está iluminada por las velas, que representan el elemento fuego.

La imagen que aparece en la Rueda es totalmente moderna, pero no por eso su significado pierde trascendencia. Ante un ordenador, símbolo de la nueva magia tecnológica, y totalmente concentrada, vemos a una joven estudiando una carta astral o rueda zodiacal.

El arcano de la Justicia nos muestra una plácida escena en la que una joven está sentada en un amplio e iluminado estudio. Sobre la mesa se ven unas hojas de hiedra, símbolo de la inmortalidad, junto a unos libros (sabiduría). A su derecha, el sumo sacerdote (representante de la polaridad yang y de Dios) sostiene una balanza, símbolo de la justicia. A su izquierda la suma sacerdotisa (representante de la polaridad ying y de la Diosa) le muestra el libro de la ley.

Tarot Pagano, Ermitaño, Rueda, Justicia

El Colgado nos permite presenciar un rito oculto de la tradición pagana wiccana: la iniciación de una neófita. Una mujer joven vestida con una túnica negra está siendo cegada con una venda en los ojos y atada de manos (recreación dramática de su estado de no iniciada) por dos mujeres ya iniciadas.

En el arcano de la Muerte podemos ver la escena de otro rito relacionado con algún tipo de iniciación, en la que se le tapan los ojos a una neófita, como símbolo de la búsqueda de la visión interior o sabiduría. Sobre su mano derecha vuela una gran mariposa, emblema de la supervivencia del alma, mientras que en la izquierda porta una vara, símbolo de poder, en la que hay una crisálida, encarnación del estado de muerte (representación de un nuevo comienzo). Alrededor de la protagonista los iniciados son testigos de su renacimiento.

La Templanza vuelve a mostrarnos una imagen actual, la de una joven sentada en un despacho con todos los elementos modernos de una oficina: teléfono (símbolo de comunicación), ordenador, etcétera. Estos elementos comparten el espacio con antiguos  emblemas de la magia, como el pentáculo colgado de la pared o la efigie de la Diosa sobre la mesa de trabajo. De los dedos de la mujer surge el símbolo de la lemniscata, emblema de la eternidad.

Tarot Pagano, Colgado, Muerte, Templanza

En el Diablo aparece una joven iniciada sentada en el suelo entre pétalos de flor, que simbolizan lo efímero. Cerca de ella, un atame o cuchillo, un incensario y una vela (elemento fuego). El personaje está absorto escribiendo sin percatarse de la presencia de sus hermanos en el arte (las túnicas a su espalda), atenta tan sólo a lo que parecen susurrarle los espectros a su izquierda.

En la Torre se muestra el Gran Rito, uno de los más sagrados de la wicca. Se trata de una práctica sexual que puede representarse en forma real o simbólica. Para los wiccanos el sexo es sagrado. Cuando se realiza este rito se convierte en un sacramento en el que la mujer encarna a la Diosa y el hombre al Dios (algo similar a lo que ocurre en el tantra yoga). Este rito se realiza entre un hombre y una mujer; para ellos el coito forma parte habitual de su relación y es producto del amor, es decir, son esposos y amantes. En este arcano vemos a una joven que se aparta cabizbaja de dos parejas de amantes que se abrazan a la luz de la Luna.

La preciosa imagen del arcano de la Estrella es la de una mujer de pie en un camino del bosque entre dos viejos árboles, símbolo de los del paraíso (el de la ciencia y el de la vida). Suspendida ante ella y bajo el cielo estrellado se perfila la silueta de la Diosa desnuda que se aparece frente a la mujer.

Tarot Pagano, Diablo, Torre, Estrella

En la imagen del arcano XVIII, la Luna, vemos a una mujer sentada sobre un saliente rocoso que se asoma a un lago (conexión e inconsciente) de montaña iluminado por la Luna llena. En la mano derecha sostiene un cuchillo ceremonial o atame, mientras que en la izquierda eleva un cristal de cuarzo (el agua cristalizada es símbolo de pureza). A sus pies y bajo la gran roca, aparece un cangrejo de río, símbolo de la vida en germen.

En el Sol, frente a una playa teñida por el sol del ocaso, una mujer dibuja en la arena el símbolo del pentáculo; junto a ella aparece un bolso grande donde guarda sus posesiones. En un segundo plano, dos niños (la niñez simboliza el hijo del alma en sus dos polaridades, yin y yang) construyen castillos de arena (la realidad ilusoria).

En el arcano del Juicio aparecen tres escenas que se sobreponen. En la del primer plano se nos muestra el tiempo presente de una joven en una sesión de regresión bajo la tutela de una iniciada. En la imagen del segundo plano a la izquierda aparece el recuerdo de otra vida en la que la joven se encuentra mirando un cadalso donde han ahorcado a tres hombres. A la derecha, en la tercera escena, se ve a la misma joven atada a un poste a punto de ser quemada por bruja.

Tarot Pagano, Luna, Sol, Juicio

En el último de los arcanos mayores, el Mundo,  vemos de pie sobre una roca (firmeza) que flota sobre el agua oscura del inconsciente y clara de los sentimientos, a la joven en su función de suma sacerdotisa y vestida de blanco, junto a su compañero, el sumo sacerdote, vestido de negro (las dos polaridades, la Diosa y el Dios). Ambos invocan a los elementales: la salamandra (fuego), la sílfide (agua), el enano (tierra) y el hada (aire), que giran a su alrededor. En el horizonte, una muralla de nubes (el aire) y otra de llamas (fuego) completan los elementos invocados.

Tarot Pagano, Mundo

miércoles, 27 de diciembre de 2017

Gérard Encausse, Papus



Hombre de cultura enciclopédica, Papus fue médico, inventor, escritor, espiritista y hermetista afiliado a las más importantes hermandades de su época. También fundó diversas órdenes esotéricas y escuelas de esoterismo.
 
En la historia del Tarot destaca un personaje que a pesar de no haber desarrollado ninguna doctrina concreta, se distinguió por su obra de divulgación. Nos referimos al franco-español Gérard Encausse, conocido bajo el pseudónimo de Papus. Nació de padre francés y madre española en la ciudad gallega de La Coruña en el año 1865. Posteriormente se establecieron en París en 1869.
Con sólo 17 años de edad ya estaba matriculado en la Facultad de Medicina parisina, en donde se licenció en 1894 tras aprobar todos los exámenes con excelentes calificaciones.


AÑOS DE JUVENTUD
Papus sentía íntimamente la necesidad de conectar las ciencias naturales con las tradiciones ocultistas. Quizá por esto, en 1883, poco después de empezar la Universidad, adoptó su famoso pseudónimo, que tomó del genio de la medicina citado en el Nyctemeron, libro del mago neopitagórico Apolonio de Tiana (siglo I d.C.). Papus conoció esta obra gracias a lectura del Dogma y ritual de alta magia (París, 1856) de Eliphas Levi.
Al mismo tiempo entabló relaciones con diversas hermandades de ocultismo y se dedicó a fundar nuevas organizaciones encaminadas a divulgar el esoterismo. Se inició en el martinismo en 1882. En 1887 fue aceptado en la Sociedad Teosófica y en 1888 se inició como Rosacruz. En 1891 fundó la Órden Martinista.
En 1893 fundó la Escuela Libre Superior de Ciencias Herméticas en la que se enseñaba la constitución del Universo, las leyes evolutivas de la naturaleza, la anatomía humana, matemáticas, hebreo, sánscrito y la vía iniciática del Tarot. Lo que más ansiaba Papus era la posibilidad de conseguir una relación directa con el mundo divino.
Esta Escuela tenía desde 1888 una publicación mensual llamada L’Initiation, y en 1890 se le unió Le voil d’Isis en la que colaboraron las mayores ocultistas de la época.

EN LA RUSIA DEL ZAR
Entre 1900 y 1905, Gérard Encausse viajó varias veces a San Petersburgo, en compañía del curandero Philippe de Lyon, invitados por la corte del zar por su fama de ocultistas y curanderos. A Philippe se le atribuyeron curaciones increíbles y a Papus diversas sesiones de espiritismo.
Se cuenta que en 1905 invocó al difunto zar Alejandro III, quien sugirió a su sucesor, Nicolás II, que fuera implacable con los revolucionarios. Papus también profetizó que nada malo le ocurriría a la familia imperial mientras él viviera.
Al estallar la Primera Guerra Mundial, Papus se enroló como oficial médico en el ejército francés y murió por una enfermedad en 1916. Poco después estalló la Revolución Rusa que incluyó la muerte del zar y de su familia.

PAPUS Y EL TAROT
Papus nos legó una ingente cantidad de libros y artículos sobre los más diversos temas de ocultismo, así como varias traducciones de los clásicos de la Cábala. Entre todos ellos destaca Le Tarot des Boémiens (París, 1889), obra en la que expone un análisis del Tarot basado en la “doctrina de la rueda cósmica”, que se refiere a las relaciones mágicas y místicas entre el nombre hebreo de Dios, el tetragrama divino IHVH, las siglas cristianas INRI y la palabra TARO. Las cuatros letras de cada nombre, dispuestas en cruz, expresan la rotación cíclica de los tres mundos (divino, intelectual y físico) a través de los que se produjo la creación.

Papus, Tarot de los Bohemios
Le Traot des Boémiens, 1889

Papus además profundizó en el significado cabalístico de los 22 arcanos mayores, ya apuntado en el Dogme et rituel de la haute magie (1856) por Eliphas Levi, mediante su correspondencia con las 22 letras del alfabeto hebreo. Papus fue más allá y los dividió en tres septenarios: teogonía (arcanos 1 a 7), androgonía (del 7 al 13), cosmogonía (del 13 al 19), más un ternario de transición (arcanos 19, 20 y 0).
Esta división expresaba las fases que acompañan al Adán celeste desde su caída en el mundo de la materia hasta su regreso a la condición edénica, el mundo divino: caída y renacimiento cuyas fases se expresan a través de los 10 sephirot (esferas) del “Árbol de la Vida” de la Cábala, unidos por los “22 maravillosos senderos”.

Años después Papus escribió otra obra sobre el Tarot, pero de orientación totalmente diferente, Le Tarot divinatoire (1911), un tratado de Cartomancia donde exponía los principales significados adivinatorios de los 78 arcanos y algunos métodos clásicos retomados de Etteila y Manuel Sauri. La obra fue ilustrada por Gabriel Goulinat con 78 láminas que fueron posteriormente copiadas por muchos autores y se convirtieron en una auténtica baraja de adivinación.

Papus, Tarot adivinatorio
Le Tarot Divinatoire, 1911