Realiza tu Consulta de Tarot

miércoles, 15 de julio de 2015

El Tarot Wildwood



Hoy presentamos un tarot con el que me he encontrado hace relativamente poco tiempo.
Es un mazo de reciente creación, del año 2011, es el Wildwood Tarot.

Este mazo está lleno de simbolismo basado en la mitología y la cultura de los pueblos celtas, donde la naturaleza, los bosques, y la tradición chamánica quedan magníficamente reflejados.

Wildwood Tarot es una versión modernizada del Greenwood Tarot.


Esta es mi interpretación para cada uno de los Arcanos Mayores:


Wilwood Tarot Loco

 
El Loco nos muestra a un joven que está al borde de un acantilado y parece que se encamina a saltar hacia el agua o lo que puede ser también un mar de nubes.
Pero aunque el camino físico se acaba, un arcoíris continúa el sendero para que no caiga hacia el vacío.
Se trata de un acto de fe, dar un paso adelante y disipar la niebla de la incertidumbre, ya que sólo es eso, niebla, y es nuestra mente la que imagina y añade un peligro a lo oculto.
Con esto lo que considero es que tenemos que seguir hacia adelante aunque parezca que el camino es difuso y poco claro y confiar en nuestras posibilidades y por qué no, en la suerte, alejando el miedo de nuestra mente.


Wilwood Tarot, Mago

El Mago representa a un anciano cubierto con piel y cabeza de oso. Me recuerda al dios Cernunnos, el dios pagano celta con astas de ciervo asociado al mundo oculto y al chamanismo.
El Chamán sabe lo que hay más allá del mundo real, él es quien conecta los dos planos, porque sabe, tiene los elementos en un altar y porque puede, tiene la voluntad de adentrarse en esos mundos y discernir realidades ocultas para sacarlas a la luz.


Wilwood Tarot, Sacerdotisa

La Sacerdotisa nos muestra a una mujer vestida con una capa de plumas, con capucha y varios talismanes colgados de su cuello.
Una mano señala al suelo y en la otra sujeta una vara que apunta al cielo, es como si conectara lo de arriba y lo de abajo, como la postura que tiene el mago en el Rider Waite, pero en este caso la mujer está con los ojos cerrados ante una gran pila de piedra  llena de agua, queriéndonos decir que ya es hora de mirar hacia nuestro interior y descubrir nuestro potencial.
El agua nos habla de emociones pero también de intuición y de visiones, recordemos que esta carta lleva por nombre "La Vidente", y es precisamente lo que hace, ver en el agua y sus reflejos, los misterios y conocimientos secretos. Dejemos que sean nuestras percepciones e intuiciones las que nos guíen en el camino.


Wilwood Tarot, Emperatriz

La Emperatriz, la mujer verde, la Madre Tierra, cubierta de hojas y vegetación. Está frente a un caldero lleno de lo que parece leche simbolizando que es la Madre que nutre al resto de seres.
Representa la fertilidad, la abundancia y la prosperidad.


Wilwood Tarot. Emperador

El Emperador, el hombre verde, representa el poder, la creatividad productiva, frente a un caldero sobre llamas, parece acercar un cuerno, como si ese cuerno fuera el de la abundancia y quisiera regalarnos parte de su contenido a todos los demás seres. Junto con la mujer verde nutren la Naturaleza y son los encargados de mantener su frágil equilibrio.




Si profundizamos sobre el tema de los “hombres verdes” podemos encontrarlos en representaciones pictóricas o escultóricas dentro de los edificios que destinamos al culto religioso, ya que en la Edad Media su profusión fue generalizada. Para unos representan la regeneración de la Naturaleza y la fertilidad, para otros son seres burlones incluso lujuriosos, otra opinión es que son seres de otros mundos, y otras versiones insisten en la Resurrección porque los rostros y el cuerpo de estos seres están cubierto con hojas de vid, que simbólicamente es la sangre de Cristo.
Puede que simplemente sean elementos decorativos, aún así, tienen su punto de misterio.


Wilwood Tarot Hombres verdes
 
Como ejemplo os dejo una foto que saqué en la Catedral de Burgos, hace ya mucho tiempo, cuando aún no sabía lo que significaban estas representaciones.



Wilwood Tarot, Papa

El Papa es un hombre con cabeza de reno paseando por un paisaje nevado de lo que, a mi entender, es un bosque de abedules. El abedul representa el renacimiento para los celtas, lo mismo que la nieve del invierno se derrite para dejar paso a la primavera.
Según esta idea, el personaje está en un nuevo ciclo, un nuevo camino. Al tener la cabeza de reno considero que la propia naturaleza del animal, sus antepasados, lo guían a  través del invierno en busca de una fresca primavera, teniendo en cuenta su experiencia y enseñanzas ancestrales.


Wilwood Tarot, Enamorados


Los Enamorados nos muestran a una pareja joven, de pie rodeando un árbol, en el que sus manos derecha e izquierda, forman con la cinta el símbolo del infinito, mientas el lazo queda anudado a sus muñecas, todo ello mirándose fijamente a los ojos. Este símbolo del infinito en la unión de manos representa el Sol y la Luna, la unión de lo masculino y lo femenino. El árbol bendice la escena y le da protección al rito y a la nueva pareja. La cinta verde que lo rodea simboliza la tierra y los días de Primavera en los que ésta comienza a resurgir.


Wilwood Tarot, Carro
El Carro. En esta ocasión es una mujer arquera, acompañada por dos perros pastores o de caza, apunta con su arco hacia un objetivo claro y definido, con seguridad y confianza, segura de su éxito.


Wilwood Tarot, Fuerza

La Fuerza en este caso es un ciervo con cuerpo de hombre, con un hacha en una mano levantada, sinónimo de fuerza y coraje y un escudo con el Yggdrasil pintado que le sirve de  protección. El ciervo es un animal poderoso pero también puede ser una presa así que debe actuar con determinación y con cabeza, para que la pasión no lo ciegue y le convierta en pasto de cazadores.


Wilwood Tarot, Ermitaño

El Ermitaño. Un personaje cubierto con una túnica, porta una vara y un candil con el que va iluminando su camino.
Se detiene ante lo que parece un pequeño pajarillo en un paisaje nevado; pero es de día ¿para qué el candil?, pues para iluminar lo que no está a la vista de todos, para aprender de cada pequeño detalle que nos muestra la vida, por insignificante que nos parezca. Para ello hay que ver desde el interior, con los ojos del alma. Los ojos humanos ven bien con luz de día pero el espíritu necesita otro tipo de luz. 

Wilwood Tarot, Rueda

La Rueda. En este caso parece indicarnos que la trama de nuestro destino (la camiseta tejida) es responsabilidad nuestra. En la imagen aparecen el día y la noche indicándonos que todo tiene que tener un equilibrio. Las estaciones, las circunstancias… todo se sucede, todo cambia, seamos conscientes o no, lo queramos o no, así que mejor ser flexibles, como las grullas que aparecen en la parte nocturna de la imagen, y adaptémonos a las circunstancias. Ellas parecen estar durmiendo porque lo que perciben es la noche aunque en la otra orilla sea de día.


Wilwood Tarot, Justicia

La Justicia se representa en este caso por la imagen de un hombre de pelo y barba roja, cubierto por una piel con cabeza  de lince. En su mirada se ve fiereza y el pie adelantado nos habla de determinación y decisión. El árbol seco nos dice que ir para atrás, al pasado es tontería porque resulta inerte, la única opción es el avance. El águila nos aconseja que tengamos el alma y el espíritu elevado para poder actuar con justicia.


Wilwood Tarot, Colgado

El Colgado queda representado por una mujer con cuerpo de serpiente que porta un espejo en una mano y una esfera de luz en la otra. El espejo es el vehículo para que conozcamos nuestro yo más profundo y atendamos a nuestros misterios más urgentes. Con la esfera de luz ilumina un alma que ha sido herida y está lista para hacer el tránsito a la siguiente etapa de evolución, para salir reforzado impulsado por su propio autoconocimiento.


Wilwood Tarot, Muerte

La Muerte representa un cuervo sobre el cráneo de un ciervo. El cuervo hace lo que le da la gana, no obedece ni respeta normas y nos dice que aprendamos del pasado sin aferrarnos a él. Está asociado a la diosa celta Morrigan, diosa de la guerra, la destrucción y la muerte.
El cuervo es carroñero, es el que recogía los restos de los muertos en la batalla haciendo una limpieza del terreno. La muerte es eso, limpiar lo que ya no vale para dar una posibilidad a que surja lo nuevo. También se pensaba que eran los que se encargaban de coger las almas de los muertos para llevarlas al otro plano.



Wilwood Tarot, Templanza


La Templanza. Sobre un troco verde lleno de musgo trepan dos dragones helicoidalmente sobre él, uno es rojo y el otro azul. Interpreto que son las dos partes de la dualidad, la luz y la oscuridad, lo positivo y lo negativo que hay en todo ser y es el pensamiento, la inteligencia que representa la cabeza en la parte inferior del tronco la que debe hacer que consigamos ese equilibrio.


Wilwood Tarot, Diablo

El Diablo. Vemos a un esqueleto avanzar hacia nosotros que parece venir de una cueva, oscura y amenazante.
El esqueleto tiene apariencia humana pero no parece de un hombre sino de un primate con un alto grado de evolución, va erguido pero en su cráneo hay unos colmillos muy desarrollados. Con estos detalles interpreto que se trata de nuestra parte más primitiva y oscura, la parte instintiva y salvaje, la que todos tenemos dentro y que tanto nos asusta conocer.


Wilwood Tarot, Torre

La Torre. Un rayo acaba de partir una rama y de ella parece caer un hombre al que le acompañan unos trozos de soga prendidas junto a los pies y las manos.
Esas cuerdas ardiendo las asocio a la luz, la claridad mental que nos es dada para saber cuando tenemos que hacer cambios y transformaciones en nuestra vida y ser conscientes que aunque en un primer momento nos resulten  violentos esos cambios siempre traen algo positivo.
El rayo no sólo provoca catástrofes, en este caso ha sido el causante de que el hombre que cae se haya liberado de sus ataduras. Ataduras que pueden ser físicas, por depender de algo o de alguien, materiales o mentales, permitiéndole ahora, una capacidad de movimientos de la que antes no disponía.


Wilwood Tarot, Estrella

La Estrella nos muestra una figura de lo que parece un hombre adentrándose en un bosque denso y profundo, en el que la frondosidad de sus copas apenas deja pasar la luz.
Pero en el firmamento brilla una estrella y lo que parecen ser cometas circundándola. A pesar de la oscuridad del exterior tenemos que dejarnos guiar por la estrella interior que todos llevamos dentro, nuestra intuición.
El cometa puede augurar buenos o malos presagios; en este caso creo que nos traerán buenas noticias.
El camino del paseante también puede ser una senda iniciática hacia el desarrollo de la espiritualidad.


Wilwood Tarot, Luna

La Luna se refleja en el agua como si de un espejo se tratase. El paisaje parece invernal por lo que la luna nos habla de la transición del Invierno a la Primavera. Nos habla del alma, de la psique y de las emociones y los sentimientos, de lo oculto y de los ciclos. Lo que parece un toro o un animal astado sobre un montículo elevado, muestra su silueta recortada sobre ella con fiereza y poder mientras una bandada de lo que pueden ser garzas o grullas se desplazan en dirección contraria. Las garzas para los celtas simbolizaban la vigilancia, la discreción y para los egipcios era el símbolo del sol y la regeneración.


Wilwood Tarot, Sol

El Sol. Aparece una figura humana presidiendo la imagen por delante del Astro Rey, el Sol, que ilumina y da vida a un paisaje lleno de flores y vegetación. A este personaje le sale una luz muy brillante de lo que conocemos como el chakra corazón, el que contiene la alegría de vivir, el brillo interior y la trascendencia.
Ha llegado el momento de que el sol caliente nuestros corazones y dejemos salir la fuerza que todos tenemos en nuestro interior.


Wilwood Tarot, Juicio

El Juicio nos muestra a un oso defendiendo la entrada a una cueva desde la parte superior de ésta, con la boca entreabierta. La tradición celta tenía como diosa a Artio, la diosa oso que defendía como una madre, por igual, a los osos de la agresión de los humanos y a los humanos del ataque de los osos. Detrás de la escena, una aurora boreal ilumina el cielo. Según los romanos, Aurora volaba por los cielos para anunciar la llegada del amanecer. Eso es esta carta, un nuevo amanecer, un renacer. No es posible entender ni la vida ni la existencia sin asumir que todo en ella son cambios.
La representación de la constelación de la Osa Mayor, con su forma de carro, corona el cielo. El mejor momento para observarla es en Primavera, cuando, una vez más y como siempre, renace el ciclo de la vida.


Wilwood Tarot, Mundo

Y el último Arcano Mayor de este mazo, El Mundo en el que el árbol Yggdrasil presenta las cuatro estaciones en su copa y en su tronco hay una puerta. A esa puerta llegaremos si conseguimos salir del laberinto, de las pruebas de  la vida, con  tenacidad y perseverancia.
El laberinto simboliza para los celtas la creación, los cambios de Fortuna, y es como una rueda que gira con los movimientos de los planetas, las estrellas y las estaciones, representando un camino iniciático con destino hacia la sabiduría.

No hay comentarios:

Publicar un comentario