Realiza tu Consulta de Tarot

miércoles, 1 de julio de 2015

El padre del Tarot Rider Waite



Hoy vamos a ver a una persona que ha influido muchísimo en el esoterismo del siglo XX, se trata de Arthur Edwar Waite.

Os es familiar el nombre ¿verdad?

En efecto, se trata de alguien que influyó en la renovación del esoterismo del siglo XX y no sólo en los países amglosajones, sino que  al idear una baraja nueva con nueva simbología estaba diseñando la primera baraja de Tarot moderna en la que las ilustraciones aparecen no sólo en los Arcanos Mayores, sino también en los menores.

Hoy en día, numerosos de los nuevos mazos de Tarot que se diseñan, se inspiran de manera directa o indirecta en el Tarot Rider-Waite, que a pesar de sus casi 100 años de vida, es una de las barajas más vendidas en el mundo.


Arthur E. Waite

Nació en Nueva York en 1857 y en la adolescencia pensó ordenarse sacerdote, pero una serie de circunstancia le hicieron abandonar su propósito, aunque ese sentimiento permaneció vivo en su interior, lo que le llevó a convertirse en una especia de “sacerdote-mago”.

En 1878 mientras paseaba por las calles de Londres vio en un escaparte la portada del Medium Daybreak, la publicación de un grupo espiritista.
La compra de ese ejemplar le abriría una puerta hacia una nueva visión del mundo y del más allá.

Empezó a participar en sesiones espiritistas y se aficionó al mundo esotérico.

Le interesaba particularmente la visión de Elipha Levi y su particular intento de conectar de manera arminiosa ciencia y religión, sobre todo por la claridad con la que, según escribió el propio Waite “había revelado por primera vez, al mundo moderno, el gran arcano del poder de la voluntad, que contiene la historia completa y el misterio de las artes mágicas”.

Además, Waite estaba convencido de que el fin de “la alquimia y de la alta magia era la unión consciente del alma intelectual y su participación de la vida en Dios”, siendo su misticismo más fuerte con el paso de los años. 


Waite y La Golden Dawn

Waite heredó la idea de Eliphas Levi de que todas las tradiciones esotéricas forman parte de una “doctrina secreta”, que han conservado ciertas hermandades de iniciados, que transmitían los conocimientos mediante representaciones simbólicas, para mantenerlas ocultas a los ojos de todos, como por ejemplo el Tarot.

En enero de 1891 Waite fue admitido en La Golden Dawn (G-D) con el nombre de iniciado de Sacramnetum Regis, aunque no hizo grandes progresos en la escala de jerarquía porque no le gustaba el tono autoritario del Imperator, Samuel Lydell Mathers y le costaba trabajo aceptar las doctrinas neoegipcias de la orden.

A pesar de ello, estudiaba los manuscritos que le pasaba la orden, en particular le atraía el Liber T, que contenía los significados secretos del Tarot.


Waite y La Liber T

El camino que debían recorres los adeptos de la orden, se basaba en los 32 Senderos maravillosos del Árbol de la Vida de la Cábala.


El Arbol de la Vida


Cada grado iniciático se corresponde con una esfera o sephirot que corresponde con virtudes divinas.

Los 10 sephirot están conectados por los 22 Senderos que son las letras del Alfabeto Hebreo y a su vez, los 22 Arcanos Mayores del Tarot.

Las 78 cartas se consideran la expresión de los diferentes dominios cósmicos  por donde se extienden las ramas del árbol.

A los iniciados se les aconsejaba que estudiaran la simbología de Tarot y a dibujar sus imágenes con el fin de confeccionar una baraja propia.


Tarot Rider Waite

Waite así lo hizo, aunque su tarot no vería la luz hasta 1920, cuando la orden se había dividido en distintos grupos que seguían diferentes tendencias mágico-religiosas.

Por su parte, Waite en 1910 había fundado un rito distinto que se disolvió en 1914 para dar paso a la Fellowship of the Rosy Cross (F-R-C), cuyas actividades continuaron hasta el fallecimiento de Waite en 1942.

No hay comentarios:

Publicar un comentario