RESERVA TU CONSULTA

Realiza tu Consulta de Tarot

lunes, 27 de julio de 2015

El Oráculo del I Ching: La Alegría



El mensaje de la semana a través del I CHING: La Alegría (58)

Los trigramas superior e inferior están representando el Lago, lo sereno, la alegría, lo placentero.

En ambos, lo Yang, la firmeza y la fuerza están en el interior y lo Yin, la dulzura y suavidad en el exterior.

 
Oráculo del I Ching, 58 La alegría


En la imagen vemos a una joven en una pradera junto a la orilla de un río que fluye  en zig-zag a su izquierda.

Está soltando al viento con su mano izquierda unos pétalos de color rosa, mientras que su mano derecha permanece en ángulo pegada al cuerpo, como si de una postura de arte marcial se tratase

Es como si estuviera conteniendo su entusiasmo por lanzar los pétalos.

Este hexagrama me recuerda al Arcano Menor del Tres de Copas en el que tres mujeres, representadas en el Rider Waite como si fueran Las Tres Gracias de Rubens, levantan sus copas en señal de alegría y júbilo, pero no una alegría efímera y pasajera, sino la alegría como leitmotiv de su existencia.

Cuando estamos contentos y todo nos va bien ¿por qué vamos a contenernos?, la alegría es mayor si la compartimos, es un sentimiento expansivo.

Nos ayuda a disfrutar de la vida en toda su expresión y a entender que los sueños se pueden convertir en realidad si fluimos con buen humor y confianza.

Con alegría y con risas lo ordinario se convierte en extraordinario y nuestros buenos sentimientos se multiplican surgiendo la ayuda desinteresada y el apoyo a los demás, queriéndoles hacer partícipes de ese momento ventajoso.

Estar alegre no es pecar de ingenuo, es la expresión de un corazón libre y una imaginación desbordante capaces de generar un ambiente cómodo en el que el diálogo y la cooperación se hacen con mucha más confianza y relajación, permitiéndonos expresar nuestras opiniones y sentimientos y escuchando lo que los otros nos tienen que decir, sin tensiones ni prejuicios.

Esta alegría que surge de dentro, la que no depende de éxitos ni recompensas es la auténticamente genuina, la que construye, estimula e inspira, la que comparte, transforma y puede ablandar el corazón más duro y convertir un rictus serio en una sonrisa.


 I Ching,  La alegría


No temamos a estar alegres, ya sabemos que la vida no nos da muchos motivos para estarlo, pero cuando las cosas nos sonríen, cuando nuestra copa de bendiciones está llena, es el momento de levantarla, brindar y reír, alegrarnos y compartir ese momento efímero y glorioso, con todos los que nos rodean, y así, por un instante, todo nuestro entorno vibrará con el mismo entusiasmo y gozo que nosotros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario