RESERVA TU CONSULTA

Realiza tu Consulta de Tarot

lunes, 19 de junio de 2017

El Ermitaño



El Arcano Mayor de la introspección. Nos referimos al Ermitaño.

Al Ermitaño le corresponde el número 9, número de final de ciclo, de recuperación y en cierto modo de liberación y de volver a nosotros mismos.

En el Tarot de Marsella se le representa como un hombre mayor, encorvado y vestido con un manto con capuchón de monje. 

Tarot de Marsella: El Ermitaño
En su mano izquierda lleva una vara sobre la que se apoya y con la que capta las energías del universo para controlarlas y que no se vuelvan destructivas.
En la mano derecha porta un farol elevado, con el que parece que se alumbra el camino. Esa luz es la luz del conocimiento, de la esencia del ser humano, que disipa la oscuridad y el caos espiritual. Esa llama ha de controlarse para ser útil. Controlada, puede calentarle y ahuyentar a los posibles animales que quieran atacarle, si se descontrola, puede devorar al Ermitaño, al bosque y al mundo entero. Ese control se ve en que parte de su manto cubre el farolillo, para no deslumbrar a aquellos que vienen de frente y que no están acostumbrados a esa luz, a ese conocimiento y sabiduría.
Camina sólo, al igual que el Loco, pero el Ermitaño no gira la cabeza para mirar hacia atrás, no le preocupa ni le interesa el pasado, sólo se lleva lo que le sirvió de aprendizaje.
Con ese farolillo no sólo se alumbra el camino, también atrae a otros que quieran alcanzar esa luz, esa iluminación y conocimiento.


En el Tarot de Rider-Waite no hay apenas diferencias, salvo la falta de color, que en este caso el gris representa la discreción.
Por otro lado, dentro del farol, lo que alumbra es una estrella de 6 puntas, símbolo de la sabiduría salomónica.

Tarot de Rider Waite: El Ermitaño

Simboliza la reflexión, la prudencia, la mesura, la paciencia y la discreción, siendo este Arcano el de la sabiduría, la concentración, la serenidad y la búsqueda de la verdad.
Esa búsqueda es interna, en silencio, recogida, muy recomendada para temas espirituales, religiosos o esotéricos.
El Ermitaño es un Arcano que representa a Virgo, signo de tierra, metódico, ordenado y discreto.
Relacionado con la Mitología, se le asemeja con Cronos/Saturno, Dios del tiempo, un anciano lleno de sabiduría adquirida a través de sus experiencias. Si sabemos mirar hacia nuestro interior y sabemos ver nuestro camino, esa luz, la de ese farolillo, alumbrará ese camino y nos conectará con  nuestra propia naturaleza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario