RESERVA TU CONSULTA

Realiza tu Consulta de Tarot

martes, 19 de junio de 2018

Los Dados; algo más que un juego.


El dado más antiguo descubierto hasta la fecha fue descubierto en Persia (Actual Irán) y tiene nada menos que unos 5000 años de antigüedad. Estaba realizado en hueso y pertenecía a un set de juego.
Griegos y Romanos también eran aficionados a este juego.
Entre los romanos fue costumbre muy extendida, ya que eran muy aficionados a todo tipo de apuestas y juegos, mientras que en Grecia era un pasatiempo de las clases más altas.
En diferentes pinturas en jarras y ánforas, se representó a Aquiles y Ayáx, que no jugaban a los dados por placer precisamente, sino que estaban echando a suertes quién se enfrentaría al héroe troyano Héctor, ya que muchos guerreros griegos se disputaron el honor de luchar en combate mortal contra el mejor de los troyanos.
 
                Atenea entre Aquiles y Áyax
En la Biblia, por ejemplo, se describe que tras la crucifixión, los cuatro soldados romanos se jugaron a los dados la túnica de Jesús, ya que partirla en cuatro trozos no hubiera servido de nada.


Pero no sólo se utilizaban los dados en los juegos o en las apuestas, también se emplearon en la adivinación. En Grecia se los relacionaba a Hermes y Atenea.
No sólo en occidente se utilizaron los dados como sistema adivinatorio, en China o en el Tibet también se utilizó este sistema de lectura con  dos, tres o cinco dados.
Entre ellos tenemos el Mah-Jong chino con ciento cuarenta y cuatro diferentes fichas e incluso el dominó, con sus fichas dobles llenas de significados.

Mah-Jong Adivinatorio

Los dados son considerados los espejos ocultos del universo, señalando la interrelación entre el orden universal y el individual, dicho en palabras modernas, entre el orden implicado (lo que ocurre en un lugar del universo a una partícula, afecta instantáneamente al resto de las partículas) y el orden explicado (la descripción de la realidad tal y como se nos manifiesta) de la actual física quántica, donde existe una nueva noción del orden.



No hay comentarios:

Publicar un comentario