Realiza tu Consulta de Tarot

lunes, 20 de junio de 2016

El Oráculo el I Ching: La Evolución



El mensaje de la semana a través del I CHING: La Evolución (53)

El trigrama superior representa el Viento, lo sutil, lo penetrante y es el centro del hemiciclo Yang.

El trigrama inferior hace referencia a la Montaña, lo quieto, el descanso y lo perdurable.

La Montaña delimita y restringe el avance a través de ella. Completa el ciclo Yin Yang.



En la imagen tenemos al sol de la mañana, elevado, iluminando con toda su fuerza unas montañas llenas de vegetación y arbolado. En ellas, no hay un camino trazado, son pasos sinuosos y escarpados, pero en la cima nos espera un bosque, fresco y rico. Mucho tiempo ha sido necesario para que esos árboles nos den sombra. Nuestra recompensa a tan arduo camino.

Al igual que los árboles no salen por generación espontánea a los hombres nos ocurre lo mismo, necesitamos de mucho trabajo personal y perseverancia para adquirir habilidades, aplomo y madurez.

Toda nuestra vida es una progresión, crecemos, evolucionamos, y la única cosa que tenemos que tener clara es que no debemos parar. Aunque aparezca el desánimo, hay que dar pequeños pasos en el camino de la vida sin obsesionarnos hacia dónde vamos, tratando de recorrer o descubrir nuestro propio camino, poco a poco, disfrutando de cada paso.
El viento (multiplicado su efecto por el trigrama repetido) dispersa las nubes y permite ver con claridad el cielo. Lo oscuro (yin) rígido e inmóvil, si se subordina y se deja penetrar por lo yang, disolverá esa rigidez, y su oscuridad. 

En cualquier situación en la que nos encontremos, si tenemos una personalidad evolucionada (espiritualmente hablando) que se relaja y deja en manos de energías más elevadas a las dudas y las oscuridades, éstas se disiparán dando paso a la luz. Si no tratamos de imponer nuestra voluntad o deseos de manera brusca, y simplemente insistimos en nuestro objetivo, conseguiremos los efectos que deseamos de manera mucho más efectiva ya que la perseverancia ha dado muy buenos resultados a lo largo del tiempo.

Fluir con las circunstancias y el entorno, no apresurarnos por llegar a destino y disfrutar del camino, son unas buenas opciones para crecer, evolucionar y desarrollar una personalidad y unos sentimientos que impidan los dobleces o segundas intenciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario