RESERVA TU CONSULTA

Realiza tu Consulta de Tarot

lunes, 21 de septiembre de 2015

El Oráculo del I Ching: La Atracción



El mensaje de la semana a través del I CHING: La Atracción, la influencia (31)

El trigrama superior representa el Lago, lo sereno, la alegría, lo placentero.

El trigrama inferior hace referencia a la Montaña, la inmovilidad, la meditación, lo perdurable.

La quietud de la Montaña frena la alegría del Lago, la controla.

La posición de los hexagramas es fuerte, y aunque su carácter es opuesto, sus movimientos se estimulan mutuamente.

La montaña, que está abajo, sostiene el Lago, que se encuentra arriba, del mismo modo que la humedad del Lago fertiliza la Montaña.

En la imagen hay una mujer, en lo que parece una gruta, con el agua cubriéndoles las rodillas.


El Oráculo del I Ching, 31La Atracción
 
Me recuerda a Venus o Afrodita, también llamada Isthar en Persia, que según la mitología griega nació de la espuma que se formó en el mar cuando Cronos cortó los genitales de Urano, cuya sangre cayó y fecundó de nuevo a Gaia, surgiendo de esa unión Afrodita.

Venus, a su vez es el planeta relacionado con la belleza, el amor, la seducción.

Cuando surge la atracción entre dos personas puede ser algo estimulante y enriquecedor, o simplemente el resultado de querer satisfacer los deseos propios, la diferencia está en si hay un respeto auténtico y puro por parte de ambos.

El magnetismo no tiene por qué darse sólo entre ambos sexos, ni siquiera tiene por qué ser sexual, sino que puede ser compartido por cualquier par de personas.

Ya sé que desafía la lógica y lo racional pero es así, la energía que comparten dos personas y su compenetración, puede llevar a cabo proyectos tanto de trabajo, como de amistad o incluso matrimonio, hasta límites insospechados y extraordinarios, ya que de lo que se trata es de compartir abiertamente y tener fe en el carácter sagrado de  la unión, una unión que va más allá de lo que puede ser una relación convencional.

Pensando un poco, nos puede llevar a la idea del que creo un término manido, “amigo del alma”.

En ocasiones encontramos personas con las que nos une un no sabemos qué, pero el hecho de estar juntos hace que las cosas salgan mejor.
No debemos pensar que esta situación es estática, sino algo que va evolucionando.

Si se trata de una relación apasionada, sería bueno poner cierta calma a este ardor, para que la propia relación no se queme, ya sea por costumbre o por aburrimiento.

Bien es verdad que cuando nos encontramos en este proceso es muy difícil poner freno y ver las cosas de una manera más templada.

En ocasiones habrá que ser fuertes y tener períodos de distancia entre ambos para valorar lo que hay de real en esta situación, esto junto con el tiempo, que es el encargado de rebajar la  intensidad de este ardor, harán posible que esta relación crezca y madure.

Estamos cansados de ver cómo se utilizan en publicidad todos los recursos habidos y por haber para seducir al posible comprador, pero de lo que estamos hablando hoy nada tiene que ver con la sensualidad, ni la sexualidad como objetivo para aumentar ventas.

Debemos tener cuidado de no sobreestimularnos con este tipo de mensajes, ya que podemos perder la capacidad de sentir un magnetismo humano y natural al pensar que el magnetismo real y perfecto es éste que nos quieren vender.

No hay comentarios:

Publicar un comentario