Realiza tu Consulta de Tarot

lunes, 22 de junio de 2015

El Oráculo del I Ching: La Modestia



El mensaje de la semana a través del I CHING: La Modestia (15)

El trigrama superior simboliza la Tierra, lo receptivo, lo que sustenta y produce.

El trigrama inferior representa la Montaña, mantenerse quieto, el descanso, restringir límites

La Montaña es Yang.

La Tierra es Yin.

En este hexagrama tienes los dos trigramas en posición contraria al que veíamos el otro día con La Desintegración, en el que el trigrama Montaña estaba arriba y el Tierra abajo. Aún así tenemos el ciclo Yin Yang completo.


Oráculo del I Ching, 15 La Modestia


En la imagen, vemos allá a lo lejos la montaña, una montaña que desde su cima desarrolla un camino.

Nos hace referencia a lo elevado, parte de la tierra, que es su sustento pero se eleva atravesando las nubes.

Los hombres van cargados con sacos y carretillas de lo que parece ser  tierra, sustrato, y es que la riqueza de la montaña no es visible sino que se encuentra oculta en las profundidades.

La altura de la montaña compensa la profundidad del valle, al igual que deberíamos hacer los humanos, compensar el orgullo con humildad para conseguir que la vida sea más equitativa, más equilibrada.

Estamos acostumbrados a que en este mundo se venere lo extraordinario. Tarde o temprano todos fantaseamos con el éxito, la fama, la fortuna y la admiración, pensando que obteniendo eso alcanzaremos la felicidad, porque en el fondo pensamos que es ahí donde reside.

Rara vez encontramos a alguien que se conforme con ser corriente. 

Constantemente imaginamos cómo sería nuestra vida en caso de tener esto o aquello, de sobresalir sobre los demás. Nos ocupamos de cómo les va a otros, y  si les va mejor que a nosotros pensamos que somos unos desdichados, llegando incluso a desatender nuestra propia realidad tratando de conseguir lo que no tenemos, agobiados por la idea de  qué pensarán los demás.

La modestia conlleva cierta claridad mental, ya que en ocasiones, el hecho de preocuparnos de nuestras propias necesidades sin importarnos lo que consiguen otros, nos lleva a tener incluso que ir en contra de las opiniones que prevalecen sobre lo que es correcto y lo que es beneficioso para prosperar.

Prosperar se entiende desde el punto de vista económico, no desde el personal a nivel evolutivo.

La modestia lleva implícita la moderación como acción.
Si eres moderado a nivel físico, mental y emocional, conseguirás el equilibrio del que tanta gente habla pero pocos poseen, haciendo que todo resulte más sencillo.

La sencillez genera espacio abierto, te quita obstáculos, despeja el desorden físico y mental y nos muestra nuevas perspectivas.

Se necesita madurez para comprender que el querer ser especial puede convertirse en un grillete que te ate.

Seamos ecuánimes y mantengamos al margen los excesos y desde este mismo momento, independiente de cuál sea nuestra situación, busquemos con humildad y modestia lo que de sincero y verdadero hay en nosotros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario