RESERVA TU CONSULTA

Realiza tu Consulta de Tarot

lunes, 1 de junio de 2015

Oráculo del I Ching: El contacto



El mensaje de la semana a través del I CHING: El Contacto, la Atracción de los Opuestos (44)


Primer lunes de este mes de Junio.
Vamos a ver que nos aconseja el I Ching  para esta semana.

El trigrama superior representa el Cielo, lo creativo, la fortaleza, el poder inspirador y el inferior el Viento, lo suave, lo penetrante, lo sutil.

Este hexagrama está relacionado con el solsticio de verano, que es cuando el principio oscuro, Yin (lo pasivo, lo femenino, la Tierra) comienza su ascensión.

Quiero destacar que dentro del principio oscuro se encuentra la semilla de la luz y viceversa, lo que hace que los dos principios se renueven constantemente para mantener el equilibrio, siempre dinámico porque se van alternando.

Yin, femenino, pasivo, la Tierra.
Yan, masculino, activo, el Cielo.

Con el trigrama superior, la Fuerza, se vincula con lo exterior, los planetas se mantienen en sus órbitas. La Fuerza es el centro de la mitad de ciclo Yin, que completa el proceso formativo, sujeta con firmeza los elementos y crea relaciones duraderas.

El trigrama superior hace referencia al Suelo, por el que el Viento y la Madera penetran en su  interior y lo impregnan de su esencia.
El Suelo se vincula con lo interior en el que penetrar y reunir culminan el elemento Madera.

Las fuerzas primarias se acoplan en el mundo interior, sembrando nuevas formas que se mantienen en el tiempo. Estos dos trigramas forman el eje vertical del Yin y el Yan.

Después de esta explicación sobre los elementos, que considero necesaria, vamos al mensaje:



Oráculo del I Ching, 44 El Contacto


Con respecto a la imagen no hay mucho que interpretar, las montañas al fondo y sobre ellas un sol bastante elevado haciendo referencia a la época de verano.

Un suelo de hierba verde y vegetación circundante aportan frescor y riqueza al entorno.

En primer plano un hombre y una mujer.
A pesar de lo robusto del hombre, será la sutil mujer la que mediante su acercamiento consiga ese contacto, esa aproximación.

Un dragón rojo surca el cielo de derecha a izquierda, como si volara hacia el pasado, tal vez diciéndonos “lo que pasó volverá a pasar” en eso consiste el equilibrios de los ciclos.

Su color rojo hace referencia al calor, al verano, al corazón, a la pasión, a la vitalidad y la creatividad.

Vamos a ver los aspectos sutiles que encierra este mensaje.

La atracción mutua es indicativo de compatibilidad, pero no la garantiza necesariamente.

Puede desaparecer tan rápido como apareció dejando a las dos personas preguntándose ¿pero qué ha pasado?

Cuando el acercamiento entre dos personas es genuino y se hace desde la independencia y la igualdad, es posible llegar a la verdadera amistad.

Esta relación pone el énfasis en el equilibrio que permite la evolución y el crecimiento de ambas personas, sin caer en sentimentalismos ni en excesos ni en conductas o comportamientos inconscientes.

Todos conocemos la naturaleza tentadora de lo prohibido y los resultados tan poco atractivos que derivan de acercarse a ello.

Puede que esa tentación que comienza inocentemente mediante el coqueteo o el filtreo, acabe convirtiéndose en una fuerza irresistible cuando el deseo está a punto de ser satisfecho.

Cuando esa tentación es lo suficientemente fuerte e ignoramos la consciencia de nosotros mismos, racionalizamos cada gesto y cada palabra para justificar aquello que hacemos.

Cuando al menos una de las dos personas sucumbe al magnetismo de la tentación, desarrolla una serie de expectativas para un resultado concreto, con lo que es muy posible que la presión por alcanzar el objetivo sustituya a esa sencilla confianza que había en un principio, y a largo plazo debilite la relación.

Si se recurre a la seducción manipuladora, la magia se vapora y sólo queda una sensación de amargura que no llena ya que no te estás respetando a ti mismo ni a la integridad de la otra persona.

Recuperar ese equilibrio puede ser largo y traumático si negamos que hayamos utilizado el engaño y echamos la culpa a la otra persona para evitar asumir nuestra responsabilidad sobre la ingenuidad o impulsividad con la que hemos actuado.

Por lo tanto, toda atracción poderosa debe ser tenida en cuenta, pero desde una perspectiva más serena y menos apegada, tomando tiempo para considerar lo que se siente por la otra persona.

Donde hay equilibrio hay unidad y avance, y unirte a una persona débil, con exceso de apegos y rígidos patrones sería una lástima para tu evolución.

No hay comentarios:

Publicar un comentario