Realiza tu Consulta de Tarot

lunes, 18 de enero de 2016

El Oráculo del I Ching: La Decisión



El mensaje de la semana a través del I CHING: La Decisión, (43)

El trigrama superior simboliza el Lago, lo sereno. Lo abierto estimula, alegra e inspira. Inicia el hemiciclo Yin comenzando la etapa de formación.

El trigrama inferior simboliza el Cielo, el padre, la fuerza, la creatividad, la decisión y su fuerza persiste como los planetas resisten en sus órbitas. Es el punto central del hemiciclo Yin que completa la etapa de formación.


El Oráculo del I Ching, 43, La Decisión


En la imagen podemos ver a un dragón rojo saliendo del agua y el paisaje son verdes colinas y un cielo azul plomizo con alguna nube en desarrollo. La vegetación es inexistente y no se aprecian otros seres por el entorno. 

Nos pasamos la vida tomando decisiones pero de muchas de ellas no somos conscientes y la verdad es que a cada paso que vamos dando, va tomando forma nuestro destino.
El hecho de tomar una decisión implica ser resuelto y nos podemos preguntar ¿qué es ser resuelto? 

Pues bien, una persona resuelta es aquella que ha perdido el miedo a las circunstancias, tiene una mente fría, serena y equilibrada para valorarlas y además una gran dosis de creatividad. 

Si perdemos el miedo a tomar decisiones o a evaluar, en cierta medida también estamos minimizando el hecho de posicionarnos en la parte negativa del asunto y con ello pensar que todo va a salir mal y que nuestra decisión está avocada al fracaso.

Si mantenemos la calma y observamos las cosas desde la perspectiva adecuada, sin apegos y sin exceso de emotividad, porque ya sabemos que el sentimiento hace que veamos las cosas no del todo como son en realidad, seremos capaces de obtener un juicio más acertado sobre el tema que nos ocupa.

Por último, si somos creativos, mantenemos la mente abierta y tenemos en cuenta todas las variables posibles, encontraremos no sólo la solución estandarizada, sino, posiblemente conclusiones diferentes que nos ofrezcan nuevos puntos de vista y a su vez nuevos caminos por explorar.

Es decir, puede que haya la solución lógica y racional, pero hay otras opciones o respuestas que podemos dar a los diferentes problemas, con las que sin duda obtendremos soluciones diferentes, ni mejores ni peores.

Aquí es donde aparece una variable más, la flexibilidad a la hora de adaptarnos a todo aquello que nos pueda traer la decisión que hemos tomado.

No hay que tener prisa por obtener la respuesta, ésta llegará a  su debido momento, mientras tanto, confiar en uno mismo y en no pocas ocasiones, hacer caso de la intuición.

No hay comentarios:

Publicar un comentario