RESERVA TU CONSULTA

Realiza tu Consulta de Tarot

viernes, 1 de abril de 2016

El Tarot de la Armonía


Este mazo de tarot es un pequeño homenaje a las numerorsas tarotistas británicas de finales del siglo XIX. Los dibujos están inspirados en el estilo del pinto Walter Crane. La iconografía de este mazo está basada en el romanticismo y los cuentos de hadas de principios del siglo XIX.
En la época victoriana hubo un auge de todo lo esotérico en Europa, pero muy especialmente en Gran Bretaña. A finales de siglo, el pintor, dibujante, acuarelista y escritor de cuentos Walter Crane introdujo el grabado en bloques de madera con los que ilustró sus cuentos para niños. Crane se inspira en el arte modernista y recibe las influencias de Blake, Morris y el arte japonés.

Tarot de la Armonía - Loco - Mago - Sacerdotisa
Tarot de la Armonía - Loco - Mago - Sacerdotisa


Empieza la serie de cartas con el Loco, que en este caso es una joven, encarnación del alma humana, vestida como si estuviera en la Grecia clásica. Esta mujer se acerca a un precipicio, símbolo de la caída del espíritu en la materia, mientras baila descalza y moviendo con armonía una guirnalda de flores. Tiene a sus pies un perro, símbolo de la fidelidad, que parece intentar advertirla del peligro con sus ladridos. Toda la escena está siendo observada por la luna desde el cielo, que encarna lo femenino y la abundancia.

En el Mago vemos un cambio con respecto a otros mazos más convencionales de Tarot, ya que se ha convertido en el típico mago anciano de los cuentos de hadas. Está cubierto por una capa con capucha de color grisáceo con la que se oculta del mundo profano. Sostiene un libro que simboliza su sabiduría y observa de reojo a dos hadas, espíritus de la naturaleza, que danzan alrededor de él. En la parte superior vemos la lemniscata, símbolo del infinito y el eterno retorno, rodeada de objetos que representan los cuatros palos o elementos, bastos, copas, espadas y oros.

El personaje de la Sacerdotisa también ha sufrido un gran cambio y ha pasado a ser un hada de las flores, que se encuentra ante las dos columnas de entrada al templo del Conocimiento, una blanca y la otra negra, que son símbolo de las dos fuerzas contrarias que dan sustento al Universo. Se aprecia su cabeza coronada por una margarita gigantesca, inocencia, y sobre ella la Torah, el libro de la ley de los hebreos, ésta vez en forma de pergamino. A sus pies hay una media Luna.

Tarot de la Armonía - Emperatriz - Emperador - Papa
Tarot de la Armonía - Emperatriz - Emperador - Papa


La Emperatriz aparece totalmente rodeada de vegetación, tanto al fondo como a los pies de la mujer del plano central de la imagen. Esta mujer de aspecto etéreo podría ser la diosa romana Juno. En su mano derecha lleva un lirio blanco a modo de cetro, y su mano izquierda se posa con delicadeza sobre una esfera, el mundo creado. Detrás vemos dos ángeles, mensajeros de la divinidad y representación de la doble vía o las dos polaridades, yin y yang.

La imagen del arcano el Emperador resulta más concreta y material que la anterior. El hombre central no es un dios, sino un gobernante con los atributos correspondientes a su condición, cetro, orbe, corona y capa. Su trono es visible y sólido, y los ángeles a su espalda son también menos etéreos que los anteriores. La vegetación no crece de forma tan confusa como en el caso anterior, sino que lo hace de forma ordenada y distribuida con raciocinio, como la de un jardín.

La escena del Papa muestra a un anciano de pie entre las dos columnas del Templo, dualidad, vestido como un prelado eclesiástico, y portando en su mano el báculo correspondiente símbolo de su poder. La dualidad vuelve a estar representada en los dos personajes que se hallan a los pies de la figura central, uno es del clero y el otro es seglar.

Tarot de la Armonía - Enamorados - Carro - Justicia
Tarot de la Armonía - Enamorados - Carro - Justicia



Los Enamorados del Tarot de la Armonía es representado por un joven caballero vestido de blanco-rojo y negro-blanco, la dualidad del yin-yang, que duda entre dos doncellas, símbolo de los dos caminos en la vida, el espiritual (mujer alada) y el carnal. En la parte superior un ángel con el sol a su espalda le ayuda a tomar la decisión correcta.

En el arcano del Carro dos caballos blancos, la fuerza vital en estado puro, dirigidos por un niño, inocencia, tiran de un carruaje que parece algún tipo de concha marina, cuerpo emocional. Montados en el carro una pareja, las fuerzas opuestas trabajando de forma  coordinada, se encaminan hacia un castillo en lo alto de una montaña, protección.

La carta de la Justicia es una mujer coronada, realeza del alma, que sostiene en su mano derecha una balanza sobre una columna, eje del mundo. Con la mano izquierda sostiene una espada en equilibrio apoyada con la punta en el suelo. Tanto la balanza como la espada representan precisamente la justicia.

Tarot de la Armonía - Hermitaño - Rueda - Fuerza
Tarot de la Armonía - Hermitaño - Rueda - Fuerza


En el Hermitaño del Tarot de la Armonía vemos a un anacoreta dentro de una cueva mientras está rezando. A su lado hay un báculo, poder y capacidad de dirigir la energía; un libro, el Universo manifestado y su conocimiento; y una calavera, caducidad de la vida y su propia continuidad. Afuera está presente la Luna, lo femenino y la abundancia.

La imagen del arcano de la Rueda también es diferente a la de otros mazos. Una joven, el alma, está sentada ante un Cupido, el poder de los elementos del Universo, y junto a una gran rueda vegetal, la naturaleza viva y sus cambios.

La representación de la Fuerza es la clásica leyenda de San Jorge y el dragón. El caballero, que no es un ángel como en otros mazos, viste una coraza y sujeta un escudo con un espejo en su parte exterior (encarnación del héroe protegido por su espiritualidad); y está luchando contra el dragón, lo instintivo y animal. Tras él hay un pájaro, el alma, que parece levantar el vuelo desde un árbol, el árbol de la vida, lleno de frutos.

Tarot de la Armonía - Colgado - Muerte - Templanza
Tarot de la Armonía - Colgado - Muerte - Templanza


El Colgado es un joven que cuelga por el tobillo izquierdo (el alma, lo femenino y lo receptivo) de un árbol. La escena transcurre al aire libre y en el paisaje vemos una ciudad amurallada, la Jerusalén Celeste, símbolo del nuevo orden. El sol ilumina la escena, pero está casi en su ocaso, encarnación del espíritu que desciende a los infiernos del subconsciente.

En la carta de la Muerte vemos a uno de los familiares personajes de la Comedia del Arte, el Arlequín, representación de un criado, bufón y astuto, que parece estar al servicio de la parca, la cual aparece detrás de él como si fuera un fantasma. El Arlequín le lleva la guadaña en su mano izquierda, mientras que en su derecha sostiene un reloj de arena que marca el tiempo de vida restante. A sus pies, en un arcón, están guardados los tesoros materiales superfluos que no podemos llevarnos en nuestro último viaje.

La Templanza de este mazo es representada por un ángel femenino mensajero de las corrientes vitales femeninas, que vierte agua desde una jarra elevada, las aguas celestes, hacia una copa, el corazón humano. La aureola de su cabeza nos indica que tiene relación con la energía lumínica. A sus pies hay un lirio blanco, pureza de las acciones y del alma.

Tarot de la Armonía - Diablo - Torre - Estrella
Tarot de la Armonía - Diablo - Torre - Estrella


La escena que vemos representada en el arcano del Diablo es decididamente peculiar. Un estrambótico personaje que lleva una máscara horrenda, encarnación del diablo, está montado sobre un gato negro, arquetípica representación del mal. Desde el suelo suben fuegos fatuos, las ánimas en pena. Detrás vemos a un pavo real, inmortalidad, y a un caballero, el héroe solar.

La lámina de la Torre nos muestra la grácil caída, casi una pose de ballet, de un joven, que bien podría ser un maestro constructor por su equipamiento. Se desploma con un andamio de madera roto hacia la tierra. Todo ello representación de la soberbia y el orgullo humano siendo castigados por la divinidad. En uno de los dinteles de piedra apreciamos una salamandra, elemental del fuego que toma el lugar del típico rayo de este arcano.

El arcano de la Estrella es otro ángel femenino de grandes alas y aspecto delicado que camina delante de la Luna llena, lo femenino, mientras sostiene en su mano una lanza, rayo solar y eje del mundo. El ejército celeste de las estrellas corona toda la escena.

Tarot de la Armonía - Luna - Sol - Juicio
Tarot de la Armonía - Luna - Sol - Juicio


La carta de la Luna mantiene los elementos usuales, perros, torres, lago, cangrejo y Luna, pero además aparece una dama de las flores, espíritu de la Naturaleza, que ayuda a una flor nocturna a abrir sus pétalos, símbolo del poder de la Luna en la naturaleza.

El arcano número XIX de este mazo de Tarot nos muestra un Sol radiante, que parece incendiar el cielo, sobre una columna central. A los lados bailan cogidos de la mano un guerrero y una dama vestidos a la usanza de la Roma antigua, simbolizando las dos fuerzas opuestas de la naturaleza, positivo y negativo, masculino y femenino, yin y yang,… la dualidad. El mundo reverdece a los pies de los bailarines.

En el Juicio vemos a una sonora comparsa que consta de cuatro ángeles tocando trompas florales frente a un cuerpo caído frente a ellos. En este caso el cuerpo está vestido y no podemos ver su rostro, a diferencia de otros mazos de Tarot. Las nubes en el cielo parecen haberse convertidos en olas del mar, mensajes superiores hacia el subconsciente.

Tarot de la Armonía - Mundo
Tarot de la Armonía - Mundo


La escena que vemos en el último de los arcanos mayores, el Mundo, tiene como protagonistas a las cuatro figuras de la visión de Ezequiel y de Juan, y que nosotros tenemos asociadas al tetramorfos de los cuatro Evangelistas: el Hombre, el Toro o Buey, el León y el Águila. En el centro de la imagen, una mujer que viste gasas vaporosas, el alma humana, está protegida dentro de una esfera, la totalidad. En la parte inferior hay unas amapolas, resurrección; lirios, pureza; y rosas silvestres, perfección. Todas ellas emergen de la tierra, la materia.



No hay comentarios:

Publicar un comentario