Realiza tu Consulta de Tarot

viernes, 5 de febrero de 2016

El Viaje del Despertar de la Conciencia



Apuntes sobre Jung y su visión del Tarot: El Viaje del Héroe.

En este blog ya hemos dicho varias veces que el Tarot es mucho más que un mero sistema de adivinación. Incluso Carl Gustav Jung, uno de los padres de la psicología moderna y del psicoanálisis, vio en el Tarot una representación simbólica de los arquetipos que permiten llegar a la integración de la Conciencia y a su Despertar. Fue el primero en usar la expresión “viaje del héroe” para referirse a este proceso de despertar a lo largo de la serie de arcanos del Tarot.

De esta forma el Loco simboliza al niño recién nacido, sin conciencia, inocente. El Mago nos trae el inicio de la Conciencia y el nacimiento del “ego” individualizado que usa las armas de la conciencia que tiene a su alcance (la copa, oro, basto y espada de su mesa) para conquistar el mundo.

Arcano del Mago del Tarot Rider Waite
Arcano del Mago del Tarot Rider Waite


Los cuatro arcanos siguientes nos traen lo que Jung llamaba las cuatro funciones: intuición (Sacerdotisa), percepción (Emperatriz), sensación (Emperador) y pensamiento (Papa).

Con el siguiente arcano, los Enamorados, nos encontramos con la primera encrucijada vital, y representa el período de la adolescencia.
Luego viene el Carro, en el que el hombre se construye una máscara social o personalidad para interrelacionarse con el mundo.

El héroe entra en la madurez de la conciencia cuando llega al arcano de la Justicia. Pero, siempre hay un pero, el aspecto consciente de la mente se ha desarrollado a costa del inconsciente, y a partir de ahora veremos cómo se intenta recobrar el equilibrio perdido.

El Hermitaño exige un proceso de autoexamen, una introspección, para reorientarnos y alcanzar un crecimiento aún mayor de nuestro despertar.
La Rueda de la Fortuna nos marcaría el punto central o medio de nuestra vida, el eje de simetría temporal, a partir del cual empieza el declive del poder físico.

Es ahora, tal y como vemos en la simbología de la Fuerza cuando el hombre es capaz de enfrentarse a su propio inconsciente, y a sus fuerzas y trampas primitivas.
El Colgado nos está simbolizando la inversión de los valores que se produce en este proceso de crecimiento y despertar, el dar mayor importancia a lo espiritual frente a lo físico, a lo inconsciente frente a lo consciente. Desde este punto de vista, podemos decir que es el complemento de la Justicia.

Al llegar al arcano número XIII, la Muerte, el héroe (nosotros mismos) trasciende su propio ego y usa su energía en la búsqueda del “yo” superior.
Si el sacrificio del “ego” ha dado fruto o no, es algo que sabemos al llegar al arcano de la Templanza. En caso positivo, dará lugar a una renovación del contacto con los poderes vitales externos e internos.

Pero si en todo momento debemos prestar atención, ahora llegamos a un momento más peliagudo si cabe. El Diablo nos advierte sobre la liberación repentina del inconsciente y sus sombras. El hombre tiene que debatirse entre someterse a sus instintos o vencerlos. Es la clásica figura del diablo visto como el Gran Tentador.

Con el arcano de la Torre recibimos de lleno el impacto de la luz del “yo” superior. Su poder arrasa y destruye todo aquello que sea un impedimento para la consecución del objetivo propuesto, que es el Despertar de la Conciencia.

El arcano número XVII, la Estrella, es la conciencia superior que va a ser guía del héroe en esta “noche oscura del alma”, por la que todos pasamos al realizar este camino de crecimiento espiritual, y que queda perfectamente simbolizada en el arcano de la Luna.

Arcano de la Luna del Tarot Reflections
Arcano de la Luna del Tarot Reflections



El Sol encarna la reconciliación alquímica de los opuestos, masculino y femenino, o en nuestro caso particular, materia y espíritu, a la par que el Juicio nos está simbolizando el renacimiento de la personalidad integrada y equilibrada.

Finalmente el arcano XXI, el Mundo, es la imagen simbólica y arquetípica de un mandala que expresa la plenitud psíquica al finalizar nuestro pequeño-gran viaje.

No hay comentarios:

Publicar un comentario