RESERVA TU CONSULTA

Realiza tu Consulta de Tarot

lunes, 27 de abril de 2015

Oráculo del I CHING: La Gran Fuerza Domesticadora



El mensaje de la semana a través del I CHING: La Gran Fuerza Domesticadora (26)



El trigrama superior simboliza la Montaña, mantenerse quieto, la meditación, el descanso, lo perdurable.

El trigrama inferior representa el Cielo, asociado a lo creativo.

Lo creativo, cuyo movimiento tiende hacia arriba, está abajo y está detenido por la quietud, lo inamovible.



I ching, 26 La gran fuerza Domesticadora


Posiblemente se nos quiera transmitir con este hexagrama que para conservar la creatividad se requiere firmeza. Que para poder desarrollarnos tenemos que mantenernos firmes en nuestras convicciones, siendo conscientes de nosotros mismos para poder ser lo que hemos venido a ser.

En la imagen podemos ver a un  dragón cuyos pies se desvanecen con el terreno que pisa, camina con los ojos cerrados. Agitando los brazos hacia adelante como cuando se juega a la gallina ciega, parece estar guiado por una fuerza interior que lo guía por un camino no trazado.

Es como si se estuviera fundiendo con el ambiente, licuado como si internamente su instinto lo guiara. Fluye y en ese fluir no ofrece resistencia al entorno ni a los acontecimientos que lo presionan. Tal vez así, con concentración y autodisciplina podamos alcanzar nuestro potencial.

Al abandonar la referencia visual con el mundo real y sus creencias, todo se vuelve más claro. No estás atado a falsas ilusiones ni engaños y todo en ti se vuelve más ligero, estás menos agobiado por ideas y creencias que no te aportan nada a tu crecimiento espiritual. 

En el fondo de la imagen las montañas contienen al cielo, le dan forma. De aquí podemos extraer el poder educador de este hexagrama, porque educar es poner límites y actuar con firmeza para que el discípulo llegue a ser lo que ha venido a ser, no para domarlo y convertirlo en lo que el educador quiere ya que eso le privaría del desarrollo de su propia esencia con sus cualidades y aspectos creativos.

Si en lugar de educar domesticamos conseguimos individuos moldeables y fáciles de guiar, sin fuerza de carácter ni autodisciplina ni consciencia de sí mismos, sólo personas dependientes, sin opinión y fáciles de manipular.

No hay comentarios:

Publicar un comentario