RESERVA TU CONSULTA

Realiza tu Consulta de Tarot

lunes, 26 de octubre de 2015

El Oráculo del I Ching: Al Amistad, la camaradería.



El mensaje de la semana a través del I CHING: La Amistad (13)

El trigrama superior simboliza el Cielo, lo creativo, el poder inspirador.

El trigrama inferior, el Fuego, lo adherente, lo esclarecedor, lo constructivo e inteligente.

El Fuego flama y se eleva hacia el Cielo.

El Cielo se mueve hacia arriba, se expande y es ahí cuando surge la cooperación entre ambos.


El Oráculo del I Ching (13) La Amistad

En la imagen vemos un hombre sentado avivando un fuego cuyo humo se eleva hacia el cielo.

Mira hacia arriba porque ve aproximarse a un dragón rojo.

Tal vez venga el dragón a visitarlo, o tal vez sea el hombre el que a través de las señales de humo le ha estado llamando.

De cualquier modo no se aprecia miedo ni tensión por ambas partes.

Es posible que se necesiten el uno al otro para mejorar su existencia.

El mensaje de este hexagrama es que nos necesitamos unos a otros y no me refiero materialmente, para exprimirle al amigo hasta los higadillos y abusar de su amistad y confianza.

Cuando las cosas salen mal es reconfortante sentirte apoyado por esas personas de las que te rodeas y cuando surge un éxito es mucho más gratificante y dulce si podemos compartirlo con los demás y hacerles partícipes del logro.

Hay una calidez y energía especial cuando aunamos fuerzas para luchar por un mismo objetivo.

Tendemos a juntarnos con personas afines a nosotros y eso es muy positivo, puesto que si cada uno aporta sus cualidades a un bien común estas se ven fortalecidas y ampliadas por el reconocimiento de las aptitudes del otro.

No importan lo diferentes que puedan ser nuestros antecedentes vitales, si nos unimos con confianza, respeto y absoluta sinceridad podremos alcanzar hasta los sueños más utópicos.

Cuando cada uno hace lo mejor que sabe hacer y lo realiza con la mejor de las intenciones en un grupo o comunidad para tratar de conseguir un objetivo común, los lazos entre esos individuos se fortalecen.

Para que esto ocurra no tenemos que estar midiéndonos unos con otros, ver quién aporta más, controlar ni someter al resto para que hagan las cosas como nosotros queremos.

La confianza que mencionaba antes es fundamental para que este terreno se convierta en un terreno fértil de raíces sólidas, siendo aplicable a la amistad, el trabajo o el amor.

Si queremos que la cooperación y la camaradería funcionen correcta y sanamente tenemos que tener confianza y libertad en un entorno bien estructurado donde cada uno sepa reconocer el esfuerzo y la valía del otro, si no, estaríamos hablando simplemente de un grupo de gente, no de un núcleo compacto.

Valoremos a los amigos, amantes o compañeros de viaje, démosles su espacio y abramos y compartamos el nuestro para disfrutar de una vida más plena, sana y alegre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario