RESERVA TU CONSULTA

Realiza tu Consulta de Tarot

lunes, 2 de noviembre de 2015

El Oráculo del I Ching: Superando las dificultades



El mensaje de la semana a través del I CHING: Superando las Dificultades (21)

El trigrama superior representa el Fuego, asociado a lo que es esclarecedor, comunicativo e inteligente, la luz y el calor.

Simboliza la conclusión del hemiciclo Yang.

El trigrama inferior simboliza el Trueno, la sacudida, lo excitante. El trueno se eleva, sacude las cosas e inicia el hemiciclo Yang, germinando una acción nueva.

En este hexagrama finaliza y comienza a la vez la fase Yang.

Se representa una boca abierta que tiene un obstáculo en su cuarta línea (como si mordiéramos un palo), por lo que  los labios no pueden cerrarse.

Para poder cerrarlos tenemos que emplear una fuerza y una energía que nos permita morder atravesando el obstáculo.

Este hexagrama nos está hablando de restablecer la justicia y el orden con tenacidad y fuerza, pero empleando esa fuerza de una manera sensible, sin violencias.



El Oráculo del I Ching, (21) Superando las dificultades


La imagen nos habla de alguien que permanece de pie ante lo que puede ser la entrada de una casa, mientras otea hacia el frente, hacia la parte izquierda, como si estuviera a punto de ocurrir algo inminente y hubiera que estar alerta por si hay que actuar con rapidez y decisión.

Cuando algún problema o conflicto nos bloquea debemos tratar de resolverlo con la mayor rapidez posible, sin apegos ya que en muchas ocasiones esos apegos nos nublan la capacidad de razonar y buscar la mejor solución.

Reaccionar con rapidez no significa actuar a lo loco, muchas veces la resolución de un problema requiere de un cambio interno por parte nuestra antes de emprender cualquier acción, porque si no abrimos y adaptamos nuestra mente para buscar soluciones distintas es muy probable que la solución que aportemos sea errónea debido a que parte de una idea o un prejuicio pasado, que puede que nos sirviera en una situación anterior pero no para ésta.

Tenemos que actuar con justicia mordiendo el problema para acabar finalmente con él y que deje de ser un obstáculo, pero con tacto, no sea que por morder excesivamente fuerte nos dañemos algún diente o los incluso los labios.

La energía que debemos aplicar debe ser la justa y necesaria para eliminar de nuestro camino el obstáculo que nos molesta y que no vuelva a aparecer en la medida de lo posible.

Deberemos ser honestos y responsables con nosotros mismos, siendo conscientes de nuestras limitaciones pero, al mismo tiempo, manteniendo la confianza en nosotros mismos. 

Esa confianza y una determinación y voluntad de hierro son los elementos con los que debemos contar para vencer los obstáculos de la mejor manera y con el menor dolor posible.

Para restablecer el equilibrio y la justicia debemos de mantener nuestra mente alejada de prejuicios, rencores y sed de venganza, ya que lo que tratamos de buscar es restablecer el orden de una manera imparcial y directa, sin ira ni lástima.

2 comentarios:

  1. ¿Es posible dominar la mente? No digo que pueda o no pueda serlo, estoy en la actitud de no sé, y por eso tengo todo el campo abierto para investigar sin límites. Es decir para investigar si existe la quietud, la serenidad mental, sin prejuicios, sin ser racista, sin ser nacionalista, sin ser budista. Para ello, para ver si esa maravilla de la quietud es algo verdadero, necesitamos energía, toda la energía.
    ¿De dónde llegará la energía infinita, cómo llegará a nosotros –pues nosotros, tan poca cosa, no podemos ir a ella-, para que en un instante veamos toda la trama de la mente, del pensamiento, de nuestra manera de vivir?
    Le energía llega cuando no hay nada que la bloquea, que impide su fluir. Y para ello es preciso que estemos libres de división, de conflicto. Cuando estamos en desorden, en conflicto, nuestra atención es deficiente, es raquítica, turbia, por lo que no hay claridad, diafanidad en el ver, en la observación.
    De manera que cuando me doy cuenta claramente, como cuando tengo mucha sed y veo el agua para beber, de que el conflicto, la división, entre lo que veo y yo, es el obstáculo que impide el fluir de la totalidad de la energía para poder responder a un reto adecuadamente. Esa energía se manifiesta sencilla y naturalmente.


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu comentario, Toni.
      Nosotros creemos que sí es posible controlar la mente, pero nadie ha dicho que sea algo fácil. La meditación es la mejor herramienta para lograrlo, pero meditando corres el riesgo de estar siempre pendiente de controlar la mente para que no se desboque y así no estás meditando.
      Es un círculo vicioso del que sólo se puede salir a través del desapego.

      Eliminar